Minas de Ojos Negros

Las minas de Ojos Negros son un punto de imprescindible visita por su alto valor geológico y natural.

La geología es un aspecto que dota de carácter y personalidad propia a esta parte de la Comarca, y la hace digna de mención en el conjunto del patrimonio natural aragonés. A la vez, es un elemento que ha marcado indudablemente las vidas de sus habitantes durante años, siendo hoy una profunda herida que se resiste a cicatrizar en el recuerdo. (A. Sanz)

La explotación de las minas ha favorecido un paisaje lleno de contrastes y sugerencias originando una explosión de colores, donde predominan los tonos rojizos, creando en algunos puntos un auténtico “paisaje marciano”. Existen varios miradores: la Marajosa, el Alto del Lobo, la Atalaya… desde los que es posible observar hermosas panorámicas de la zona.

Verás un claro ejemplo de paisaje modificado por el hombre,  que durante siglos ha socavado las entrañas de la tierra para extraer su preciado mineral de hierro,  sembrando la superficie de grandes cráteres, hoy convertidos en lagos artificiales de incalculable belleza y donde la naturaleza va creando un particular ecosistema que acoge a numerosas especies. Es, en palabras del escultor Diego Arribas, “una escultura colectiva tallada por cientos de hombres durante casi cien años».

En las zonas altas de Sierra Menera podemos descubrir uno de los mejores marojales de la comarca que combina rebollos, jaras y los carrascales de cotas más bajas. Destacan también las plantas rastreras como la gayuba, de propiedades medicinales.

 

¿Interesante? ¡Compártelo!
VIA VERDE Y RUTAS BTT

Navega Turismo

Museos

Fiestas

Rincones

Rutas

No se han encontrado resultados.

Menú